ORACIÓN DE LA MAÑANA PARA PEDIR LA AYUDA DE DIOS EN MOMENTOS DE DIFICULTAD

Amado Dios, inmensa fuente de bondad, de amor y de fortaleza, en este día te saludo con alegría y con esperanza, con la ilusión de que escucharás mediante esta oración, todas mis necesidades y mis súplicas.

Publicidad

Señor, tú conoces mi vida, mis anhelos y también mis carencias y por eso hoy me acerco hasta ti para pedirte que seas mi amable compañía cuando me sienta en soledad, aun cuando este en medio de mucha gente, pero sobre todo, cuando me sienta desfallecer debido a los problemas que llegan a mí.

Padre Eterno, no es sencillo sobrellevar el sentimiento de soledad, que nace incluso al estar en compañía de personas a las que estimo o de mis seres queridos, y mucho menos es fácil en ocasiones el estar lejos de las personas que amo, pues suelo sentirme triste y sin amor, por eso te pido que me des fuerza de carácter y mucha sabiduría, para poder superar este sentimiento de impotencia que lastima mi ser.

Publicidad

Mi buen Señor, te pido también que colmes mi vida de comprensión y de entendimiento y que no permitas que sea yo, quien cree mi propia cárcel con un mal carácter, falta de empatía o indiferencia por los demás, pues también me he dado cuenta, que debido al mal genio, he lastimado o alejado a otras personas, que a lo mejor hubieran podido complementar la mía.

Ayúdame también Señor, a comprender que aunque me sienta en soledad, nunca lo estoy, pues tú, amado Dios, siempre estás conmigo, y sé que si tú estás conmigo, nada habrá de faltarme pues a cada instante me fortalecerás y me llenarás de tu amor.

Te pido que me ilumines con tu hermosa luz, llenes mi corazón de amor y de bondad y me permitas encontrar las respuestas a mis súplicas, en especial quiero pedirte en este momento, me ayudes con esta situación que no puedo solucionar:

(En este instante dile al Señor tu gran dificultad y pídele su bendita ayuda)

Señor, yo confío en ti y en tus maravillosas promesas, confío también en que tú eres quien me guía y sé que está en mis manos salir de esta sensación de tristeza y de soledad, relacionarme con los demás y encender en mi vida la hermosa luz del servicio, del amor y de la amistad que hasta el momento me han costado tanto.

Desde este instante, siento como mi vida empieza a cambiar, siento el poder de tu amor sobre mí, transformando todos los defectos que tengo, para poder así, tener una mejor vida, plena y feliz, pues sé que tú amas a tus criaturas y sé que yo soy una de ellas y no me abandonarás.

Pero si en algún momento Padre Eterno, me sintiere desfallecer, si en ese instante no tuviera más fuerzas, te pido que me rodees con tu santo espíritu, me sostengas con tus benditas manos y de esa manera no me dejes caer, para que me llegue a mí la derrota, y por el contrario, logre la victoria, siempre y cuando seas mi valle de calma y de reposo.

Amado Dios, es en ti donde está mi vida, mis victorias y mi liberación, eres tú esa brisa fresca en medio del desierto, la serenidad aun en medio de la más fuerte tormenta y eres el amigo que me colma de consuelo y de afecto. Gracias por escuchar mi oración y gracias porque sé que en ti encuentro el amor incondicional, sin medida alguna y solo espero que estés junto a mí, para llenarme de amor y de esperanza, por siempre.

Te lo pido por tu hijo Jesucristo nuestro Señor.

Deja tu comentario abajo.

Compártelo con tu Familia y Amigos!

Escribe tu Comentario

Deja tu comentario