NO VALES NI LA MITAD DE LO QUE DOLISTE.

No vales ni un cuarto de lo que supuestamente sentías por mí.

No vales tanto como para que mi corazón se aferre a ti.

No vales tanto como para pedirte que te quedes 5 minutos más.

No vales ni la mitad de lo que me doliste.

No es que sea una persona rencorosa, sino que sé reconocer cuánto valen las personas por sus acciones y, alguien que te enamora e ilusiona sin estar dispuesto a corresponderle al sentimiento que despierte en ti, no vale nada, porque los cobardes no tienen precio en este mundo.

Solo los valientes se dignan a amar y no romper su palabra, sus promesas.

Solo los dignos están dispuestos a entregarse por completo porque saben que valen lo suficiente como para que alguien que los reciba, lo reconozca y no les dejen ir jamás.

Así es como sabes diferenciar a uno del resto.

Son esas las personas que te hacen decir que “No todos son iguales”.

Pero tú no. Tú preferiste hacérmelo creer sin intención de demostrármelo y por eso, hoy, sé que no vales ni una lágrima, ni una súplica y mucho menos, no vales mi tiempo.

Porque cuando un corazón se quita la venda de los ojos, reconoce el valor de las almas que le rodean.

Y yo, en ti, reconocí que solo valías la pena estando lejos de mí.

Deja tu comentario abajo.

Compártelo con tu Familia y Amigos!

Escribe tu Comentario

Deja tu comentario