El minuto más importante de tu vida es este…

un minuto

Publicidad

Un minuto para sentir la responsabilidad, pesar en los hombros, la tristeza de la derrota, la amargura de la incertidumbre, el hielo de la soledad, la ansiedad de la espera, la marca de la decepción, la alegría de la victoria.

La responsabilidad es un atributo determinante si deseamos lograr metas comunes de cambio, superación y prosperidad en la sociedad. Es una cuota que cada quien debe aportar y que exige un gran compromiso

Publicidad

En un minuto se puede amar, buscar, compartir, perdonar , esperar, creer, vencer y ser.

En un minuto se puede salvar una vida.

Tan sólo un minuto para incentivar a alguien o desanimarlo.

Un minuto para comenzar la reconstrucción de un hogar, de una vida.

Un minuto parece increíble, parece tan poquito, y sin embargo, puede dejar una huella tan profunda en nuestra vida.

Lo importante no es vivir la vida por qué sí, dejando pasar el tiempo.

Aprendamos a vivir la vida intensamente y en la voluntad de Jesús.

Aprendamos a no posponer las emociones más lindas de la vida pensando que ” sí no es hoy , será mañana “.

Recuerda que tu tiempo es hoy. La vida es hoy.  Que el reloj de tu vida marque cada minuto al compás del corazón de Dios

No hay recetas para ser feliz, tampoco lo seremos con más dinero. Si quiere llenar su vida de bienestar, es hora de buscar en otro parte: adentro suyo

La clave es que la felicidad no está en lo externo sino en lo interno. Tan dentro de nosotros está, que incluso, si somos infelices podemos echarle la culpa (aunque sea en parte) a nuestros padres: «Por supuesto que la genética influye en la felicidad. De acuerdo con una investigación de Sonja Lyubomirshky, las personas nacen con una puesta a punto para la felicidad. Concluyó que la felicidad está condicionada en un 50% por genética, en un 40% por la actitud de cada y en un 10% en las circunstancias», sostiene Phelps. Pero pese al fuerte componente genético, «todos tienen el poder de ser aún más felices», y en eso el cerebro juega un rol fundamental: «el cerebro determina si vas a poder ser feliz o no, tenemos circuitos, neurotransmisores, hormonas que procesan emociones, estados mentales, grados diferentes de ansiedad, de estrés… todo eso se procesa de una forma diferente, independientemente de cuánto dinero o posición social tengas, pero si el cerebro está diseñado para procesar las cosas desde lo negativo, tú no vas a hacer feliz.

Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa bajo el sol… Eclesiastés 3:1-17

Deja tu comentario abajo.

Compártelo con tu Familia y Amigos!

Escribe tu Comentario

Deja tu comentario