El dolor que sintió esta madre por hacer pasar hambre a su bebé por meses fue desgarrador

Como una nueva mamá, Andrea Azzo estaba más que acostumbrada a las noches de insomnio y a su bebé llorando porque estaba cansado, incómodo o hambriento.

Cuando él se empezó a despertar con más frecuencia, se las arregló con el sueño para entrenarlo, y cuando empezó a alimentarse por menos tiempo, creyó que sus dificultades eran a causa de la dentición.

Pero fue sólo cuando llegó a los cuatro meses de edad y que su peso disminuyó y Jogie comenzó a parecer más delgado que Andrea, cambió a leche de fórmula y se dio cuenta de que había puesto a su bebe a soportar hambre durante ocho semanas.

Ahora, la joven de 26 años está luchando por perdonarse por haber privado accidentalmente a su hijo durante dos meses.

“Sus piernas y brazos eran increíblemente delgados”, dijo Andrea. “Él no tenía barriga en absoluto. Yo fui muy ingenua, pensé que tal vez se suponía que debía verse de esta manera”.


Jogie de un mes luciendo saludable y gordito (Imagen: Andrea Rodas)
Andrea, que vive en Austin, Texas, tuvo un embarazo relativamente normal.

Todo salió bien, e incluso logró evitar las temidas náuseas matinales, con acidez estomacal siendo su única queja.

Jorge Rodas III, conocido cariñosamente por sus padres como Jogie, nació el 16 de diciembre de 2016, pesando 3, 486 kilos.

Andrea, y su esposo Jorge Rodas Jr, de 29 años, estuvieron encantados con su nuevo bebé. Antes de que se les permitiera ir a casa con su hijo, a Andrea se le enseñó a amamantar, pero admite en retrospectiva que este fue el comienzo de sus problemas.

Hablando exclusivamente con Mirror Online, dijo: “La lactancia materna fue muy dolorosa al principio, y las enfermeras me dijeron que no debería haber sido así.

“Pero ellos miraron cómo mi bebé estaba adaptándose y ellos pensaron que se adaptaba bien. No sé por qué dolía tanto al principio. Fue tan doloroso que me hizo querer dejar de amamantar completamente en los dos a tres días después de su nacimiento.

“Pero después de una semana, ya no dolía, creo que mi cuerpo se acostumbró”.

Jogie comenzó a tener problemas para dormir (Imagen: Andrea Rodas)

Durante los primeros cuatro meses de vida de Jogie, Andrea no tenía ninguna preocupación por la salud de su hijo.

Los doctores dijeron que su niño crecía bien, y estaba ganando el peso apropiado para su edad. A los cuatro meses pesaba 14 libras y 6 onzas.

Pero fue en este punto que las cosas comenzaron a girar hacia lo peor.

Andrea dijo: “Jogie tenía un montón de problemas para dormir por la noche. Busqué en Google cuál podría ser la causa posible, y vi muchas publicaciones sobre la regresión del sueño en bebés de cuatro meses de edad, así que lo entrené y después de un par de semanas , Volvía a despertar sólo una o dos veces en medio de la noche.

“Pero ahora despertaba llorando, mientras que antes se despertara haciendo balbuceos y ruidos felices. Me confundía por qué no se despertaba feliz como solía hacerlo. Siempre despertaba cada mañana llorando. No tenía ni idea de por qué “.

Andrea no creía que hubiera un problema cuando notó que había empezado a bombear cada vez menos leche.

Ella dijo: “Cuando nació Jogie, lo amamanté extrayendo la leche, y conseguía más de 118 ml en la extracción durante cada sesión.

“Cuando tenía alrededor de cuatro meses de edad, yo sólo obtenía alrededor de la mitad de 29 ml en la extracción. Busqué en Google y vi que era normal que sólo saliera esa cantidad. No me preocupé.

“Mis pechos también empezaron a sentirse diferentes al mismo tiempo, estaban incómodamente llenos cuando él nació, pero cuando tenía alrededor de cuatro meses de edad, se sentían vacíos. Leí en línea que eso también era normal, así que de nuevo,no me preocupe “.

Andrea admitió que estaba preocupada cuando las sesiones de nutrición de Jogie se redujeron drásticamente en el tiempo. Cuando nació, Jogie se había acoplado a su pecho durante 10 minutos cada vez que lo alimentaba.


A los dos meses de nacido Jogie ganaba peso a un ritmo normal (Imagen: Andrea Rodas)
A los cuatro meses Jogie era un bebé sano y gordito (Imagen: Facebook/Andrea Rodas)
A la edad de 6 meses y medio Jogie lucía mucho mas delgado (Imagen: Facebook/Andrea Rodas)
El 4 de julio, después de que Jogie se había negado a comer por completo, Andrea tomó una decisión que finalmente salvaría su vida y decidió cambiar a leche de fórmula.

Ella dijo: “Se tomó todo el biberón de una manera que parecía como si nunca hubiera comido antes.” Entonces lloró cuando terminó el biberón, le di más, y se comió todo. En una sola sesión.

“Fue alarmante ver lo hambriento que estaba”.

“A partir de ese día, cambié a alimentarlo exclusivamente con fórmula.”

Andrea estaba angustiada cuando se dio cuenta de que había estado dejando morir de hambre a su hijo durante meses sin darse cuenta de que su leche se había secado.

Ella dijo que había estado sin querer, sin reconocer la salud de su bebé, y había confiado demasiado en la Internet para las respuestas a sus preguntas.


ndrea decía que los brazos y piernas de Jogie’s estaban muy delgadas a los 6 meses y medio (Imagen: Andrea Azzo)

Andrea decía que no quería creer que su hijo estaba perdiendo peso, aquí se ve a la edad de 6 meses (Image: Andrea Azzo)
Lo que debió haber sido un momento emocionante para Andrea cuando llegó a conocer a su nuevo hijo se había convertido en meses de preocupación y ansiedad.

Ella dijo: “Cuando Jogie perdió peso, pensé que las básculas que teníamos en casa estaban malas, no quería creer que estaba perdiendo peso, no tenía sentido para mí. Fui muy tonta durante todo este penoso tiempo.

“Pensé que tal vez sólo era un bebé delgado, su padre también era muy delgado cuando era niño, así que culpaba a la genética, pero ahora, cuando miro las viejas fotos de Jogie, me doy cuenta de lo serio que era su problema de peso.

“Él era un bebé rechoncho, debía verse gordito, no tenía aspecto de gordito cuando tenía cinco meses, parecía demasiado delgado y no tenía grasa.

“Sus piernas y brazos eran increíblemente delgadas, no tenía barriga, pero de nuevo, yo fui muy ingenua todo el tiempo, pensé que tal vez se suponía que debía verse de esa manera”.

Y ahora Andrea ha admitido que está luchando para perdonarse por no reconocer las señales antes.

Ella dijo: “Todavía me siento culpable por todo esto. Lloré al dormir un par de noches cuando me di cuenta de lo que hice.

-No sé cómo perdonarme.

“Soy una mamá primeriza, hubo señales – muchas – que yo rechacé, pensando que era otro problema. Pero muchas otras madres y amigos me han dicho que no debería sentirme mal por ello”.

Felizmente, Jogie, que ahora tiene ocho meses de edad, está sano y empieza a subir de peso otra vez.

Andrea dijo: “Jogie ya ha ganado 680 gramos desde el cambio a la fórmula, y sólo ha sido un par de semanas. Él es mucho más feliz ahora. Duerme mejor, rara vez llora y se mueve más.


Jogie felizmente ganando peso de nuevo a los 7 meses  (Imagen: Andrea Azzo)
“Él solía llorar cuando lo ponía sobre su estomago para que se arrastrara.Ahora le encanta cuando lo pongo en el suelo. Está gateando hacia atrás y haciendo flexiones de bebé. Es muy fácil de manejarlo.”Mi mensaje a otras madres es que su suministro de leche se puede secar de repente y sin ninguna explicación. La lactancia materna fue excelente durante los primeros cuatro meses en la vida de Jogie. Todo salió bien. El estaba feliz. Luego las cosas tomaron un giro para peor y seguí atribuyendo la culpa a alguna otra cosa, porque mis búsquedas por internet me tranquilizaban de que el bebé podía obtener la leche que necesitaba a través de la oferta y la demanda.

“Mi apreciación es que Jogie no estaba recibiendo suficiente para comer durante unos dos meses o así”.

“No sé cómo sobrevivió, pero me alegro de que lo hiciera, es mi todo, me hace feliz”.

“Yo era una persona miserable antes de que él naciera, y ahora soy más positiva, él hizo eso por mí, es un ángel”.

Deja tu comentario abajo.

Compártelo con tu Familia y Amigos!

Escribe tu Comentario

Deja tu comentario